Qué hacer para que nuestro Windows funcione correctamente

En muchas ocasiones nos damos cuenta de que el PC comienza a trabajar de una forma muy lenta, algunas aplicaciones dejan de funcionar y otras directamente no se ejecutan. ¿Qué podemos hacer para evitar esta situación?

Como ya hemos comentado anteriormente en nuestro blog, el malfuncionamiento de un sistema, normalmente puede ser debido a:

  • Malware: si tenemos virus en nuestro equipo, se suele notar en su rendimiento.
  • Instalación de aplicaciones problemáticas llamadas PUPs (Potential Unwanted Programs o programas potencialmente no deseados) que generalmente vienen “acompañando” a aplicaciones legítimas cuyo origen puede ser una página legal de descargas. Estas aplicaciones “extra” suelen instalarse al mismo tiempo que la aplicación que realmente queríamos instalar. Muchas veces es más complejo eliminar estas aplicaciones que un malware.
  • Modificación de la configuración del sistema. Algunas veces modificamos la configuración del sistema, ya sea adrede o sin querer y provocamos que el ordenador deje de funcionar correctamente o salten algunos problemas.


Todos los factores tienen algo en común, afectan a ficheros de configuración del sistema operativo. ¿Qué podemos hacer si nos vemos involucrados en alguna situación como las mencionadas anteriormente? En Windows hay dos posibilidades para poder recuperar el normal funcionamiento: los puntos de restauración y la imagen del sistema. Veamos en qué consiste cada uno.

PUNTOS DE RESTAURACIÓN

Para la creación de un punto de restauración el sistema operativo hace una “instantánea” de los ficheros de configuración y de las aplicaciones, lo que posibilita recuperar los ficheros de configuración al estado en el que se encontraban en el momento de crear ese punto de restauración. De manera adicional, el sistema operativo también crea algún punto de forma automática cuando en éste se realiza algún cambio importante, por ejemplo, se instala alguna actualización. En cualquier caso, el usuario puede crear un punto de restauración bajo demanda, cuando lo considere oportuno o necesario.

Es importante que quede claro que restaurar el sistema operativo con puntos de restauración no afecta a los ficheros de los usuarios (según Microsoft), por lo que se puede ir probando distintos puntos de restauración creados previamente hasta encontrar uno en el que el equipo funcione perfectamente.

A continuación explicaremos qué pasos hay que dar para poder hacer uso de los puntos de restauración en un equipo Windows.

1.1 Dónde se configuran los puntos de restauración

Se realiza desde la ventana «Configuración avanzada del sistema» e implica que, de forma automática, el sistema operativo pueda crear puntos de restauración cuando se realice alguna acción que pudiera generar problemas de funcionamiento.

Pasos en Windows 7: botón de Inicio > Panel de control > Sistema y seguridad > Sistema > Configuración avanzada del sistema.

Acceso a sistema y seguridad desde Windows 7

Acceso a la configuración avanzada del sistema desde la opción sistema en Windows 7

En Windows 8.1 y 10 buscamos la opción escribiendo «Configuración avanzada…» desde el botón de Inicio. Según vayamos escribiendo el texto, se mostrará la opción “Ver configuración avanzada del sistema”. Hacemos clic en dicha opción.

Acceso a la configuración avanzada del sistema desde Windows 10

En cualquier caso aparece la venta de «Propiedades del sistema».

Pestaña protección del sistema de la ventana Propiedades del sistema

1.2 Cómo se activan

Desde la ventana «Propiedades del sistema» y seleccionada la pestaña «Protección del sistema», comprobaremos si la opción está activa o no. Al menos debe estar en el disco del sistema (C:\), si no es así, teniendo el disco del sistema seleccionado (en azul), hacemos clic en el botón «Configurar».

configuración de la protección del sistema para activar los puntos de restauración.

Para activar la protección del sistema, en Windows 7 debemos seleccionar la opción «Restaurar configuración del sistema y versiones anteriores de archivos», en Windows 8.1 y 10 la opción es «Activar protección del sistema». Podemos definir la cantidad de almacenamiento máximo en disco, lo mínimo debería ser en torno a los 5GB, cuanto más sitio se asigne más copias entran, pero tampoco es cuestión de asignar la mayor parte del disco duro. Desde esta ventana también podemos eliminar todos los puntos antiguos (para ganar sitio).

Activación y configuración de los puntos de restauración del sistema.

Una vez realizados los pasos anteriores, la protección estará «Activada».

Protección mediante puntos de restauración activada

1.3 Creando un punto de restauración (de forma manual)

Desde la ventana «Propiedades del sistema» y con la opción «Protección del sistema» ya activada (pasos explicados en el punto anterior), hacemos clic en el botón «Crear».

Como crear un punto de restauración manual.

Aparecerá una ventana en la que tenemos que introducir el nombre que queremos dar al punto de restauración. Hacemos clic en «Crear».

Poniendo nombre al punto de restauración creado.

Cuando finaliza el proceso de creación, un aviso por pantalla nos lo indica. Clic en «Cerrar».

Mensaje de creación correcta de los puntos de restauración.

2. IMAGEN DEL SISTEMA.

Una imagen del sistema es una copia de una o más particiones del disco duro del ordenador que siempre incluye la partición donde está instalado el sistema operativo (que generalmente suele ser C:\). Con esta copia y un disco de reparación, podemos recuperar nuestro sistema operativo al estado en el que se encontraba cuando se hizo esa imagen, eso sí, los ficheros de usuario (fotos, vídeos, documentos, etc.) que haya en las unidades que se restaurarán, SE BORRARÁN, por lo que deberemos usar una copia de seguridad de los ficheros para restaurarlos.

Hay equipos que disponen de una partición de recuperación, es una imagen del sistema, a la cual se accede pulsando cierta tecla al iniciar el sistema, esta tecla varía según el equipo. Si es nuestro caso, debemos informarnos sobre nuestro modelo de ordenador.

Aunque en Windows 10 hay otra opción similar, esta que explicamos sirve para Windows 7 y 10. Vamos a realizar una imagen del sistema y un disco de recuperación, de forma que si el equipo resultara tan dañado que no pueda iniciarse, podamos recuperar el sistema operativo.

2.1 Cómo se crea la imagen

En Windows 10 hay que dirigirse al menú Inicio > Configuración > Actualización y seguridad.

Acceso a actualización y seguridad en Windows 8.1 y 10

A continuación, hay que ir a la opción del menú izquierdo Copias de seguridad > Ir a Copias de seguridad y restauración (Windows 7).

Acceso a las copias de seguridad en "modo Windows 7"

Hechos los pasos anteriores, veremos la ventana de copias de seguridad.

Copias de seguridad en Windows 10

Para crear la imagen en Windows 7 se hace desde el menú Inicio > Panel de control > Sistema y seguridad

Acceso a Sistema y seguridad en Windows 7

… Copias de seguridad y restauración para ver la ventana de copias de seguridad y restauración.

Acceso a Copias de seguridad y restauración del sistema Windows 7

Ventana de copias de seguridad de Windows 7

IMPORTANTE: Antes de crear la imagen del sistema debemos tener en cuenta el tamaño que va a tener esa copia, si en nuestro equipo tenemos muchas películas, vídeos, fotos o música es mejor sacar todos esos ficheros a un disco duro que no sea el del sistema, por ejemplo a otra partición del ordenador (D:\, E:\), a un disco externo, DVD, etc. ya que si no estaríamos creando una imagen enorme. Lo ideal es crear la imagen al poco tiempo de comenzar a usar el equipo (cuando esté nuevo o lo hayamos comprado recientemente) para que solo tengamos instalados y configurados los programas que usemos habitualmente.

Para crear la imagen, desde la ventana «Copias de seguridad y restauración» pulsamos sobre el enlace «Crear imagen del sistema».

Acceso a crear una imagen del sistema Windows.

Aparecerá una ventana para que seleccionemos dónde crearemos la copia de seguridad. Nos presenta 3 opciones:

  • Disco. Sirve otra partición del disco duro, un disco duro externo o pendrive (USB), pero debe tener suficiente sitio para almacenar la copia. Mejor hacerla en un disco que no esté conectado siempre al ordenador, por si un malware, por ejemplo de tipo ransomware, lo cifra.
  • DVD. Se grabarán en varios DVD. Este sistema tiene la ventaja de que a menos que se estropeen los DVD, funcionará siempre.
  • Ubicación de red. Permite almacenarlo en un disco o carpeta de nuestra red. Es otra opción, pero hemos de tener en cuenta que hay ransomware que cifra carpetas compartidas por red.

Una buena elección es hacerlo en DVD y almacenarlos de forma correcta. Pero también se puede hacer en un disco externo. En nuestro ejemplo, seleccionaremos la opción «En uno o más DVD» y haremos clic en «Siguiente».

Selección de la imagen en DVD

Veremos la lista de particiones que tenemos en el disco duro de nuestro equipo. Aparecen seleccionadas las dos primeras sin posibilidad de desmarcarlas, ya que son obligatorias, y nos permite seleccionar las otras particiones que haya. En nuestro caso, sólo copiaremos las dos primeras. Hacemos clic en «Siguiente».

Seleccion de las undiades que estarán en la copia.

En la siguiente ventana que veremos, muestra información sobre dónde se hará la copia. Continuando con nuestro ejemplo, será en la Unidad de DVD RW (E:). También nos indica el tamaño máximo de la misma para que tengamos en cuenta el número de DVD necesitaremos para crear la imagen del sistema. Por último, se detallan las particiones que se copiarán. Hacemos clic en el botón «Iniciar la copia de seguridad».

Confirmación de donde se hará la imagen y que particiones estarán.

Antes de comenzar a crear la imagen, es necesario que etiquetemos en DVD con el rótulo «PORTA_14/06/2016_12:20_1» que corresponde al nombre del equipo, la fecha y hora de creación de la copia y el número de disco de la serie. Al restaurar nos pedirá los discos en orden, así que es importante la etiqueta. Introducimos el DVD y hacemos clic en el botón «Aceptar».

Etiquetando el primero disco de la imagen

A medida que va llenado DVD va pidiendo más y nos indica que los etiquetemos de forma sucesiva el resto “PORTA_14/06/2016_12:20_2”, “PORTA_14/06/2016_12:20_3”… Cuando finalice el proceso de creación, una ventana de confirmación nos lo indicará. Hacemos clic en «Cerrar».

Confirmación de que la imagen se creó.

La aplicación nos pregunta si queremos crear un disco de reparación, que es otro CD/DVD que es capaz de arrancar el ordenador cuando el sistema operativo falla. Éste también nos permite restaurar la imagen del sistema que acabamos de crear, así que hacemos clic en el botón «».

Petición para crear un disco de reparación del sistema

Introducidos un DVD en la unidad y al pulsar sobre el botón «Crear disco», se grabará.

Progreso de la creación de un disco de reparación del sistema.

Cuando finaliza la grabación, lo etiquetaremos como Disco de reparación de [Sistema operativo y versión].

Etiquetamos el disco de reparación de forma correcta.

Llegados a este punto, tendremos creada una imagen de nuestro sistema y un disco de recuperación que nos permite que en cualquier momento podamos recuperar nuestro sistema operativo a la forma que tenía en el momento de hacer dicha copia, pero recordad, borra todos los ficheros que estén almacenados en la partición del sistema, eso incluye los ficheros de los usuarios.

Preparar el sistema para prevenir posibles problemas creando puntos de restauración y una imagen del sistema, además de ser una tarea muy simple para cualquier usuario, te puede ayudar a solucionar los problemas de funcionamiento del ordenador. ¡No esperes más y ponte manos a la obra!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *